Tal vez como un mecanismo de defensa, muchas personas en todo el mundo hablan de la pandemia en tiempo pasado. Sin embargo, el virus sigue mutando, acechando y tacando cada que puede. Los especialistas arriesgan a que la Humanidad estará muy pronto en idénticas condiciones a las del otoño de 2020 cuando comenzó la pandemia.

La séptima ola ya es una realidad en varios países de Europa

Aunque sea difícil de creer, las estadísticas mundiales confirman que el 50% del total de infecciones se produjo durante lo que va de 2022. La primera luz de alarma la dio el periodista especializado en CoViD-19 del NYT, David Wallace – Wells. Fue un poco más lejos: “Es posible que más del 80 por ciento de todos los casos de CoViD, finalmente ocurran en 2022”, dijo.

El panorama no deja de ser un tanto desolador si a los dichos de Wallace – Wells se suman las palabras de la jefa técnica de la OMS, María van Kerkhove, sobre el avance de las variantes BA.4, BA.5 y la recientemente identificada BA.2.75; quien aseguró que “las muertes a nivel mundial están en un nivel similar al de marzo de 2020″, cuando aún no había vacunas.

Para los especialistas quedó muy lejos aquella esperanza que surgió con la aparición de Ómicron en noviembre del año pasado. Por esos días, no eran pocos los que especulaban con el final de la pandemia y con el comienzo de una endemia, mucho más controlable y con efectos absolutamente menos trágicos que la realidad que apenas ocho meses después debe lidiar Europa y EEUU.

¿Dónde quedó esa ilusión de final de pandemia y comienzo de endemia, entonces? “Una forma de pensarlo es que la endemicidad es lo que sucede cuando la persona infectada promedio infecta a menos que otra persona. Y ese no es el caso. Con estas nuevas variantes, la persona promedio ha estado infectando a muchas más de una persona. Entonces, según ese estándar, no estamos en un estado endémico, pero estamos en un lugar donde la huella básica de la enfermedad ha sido bastante consistente. Hemos tenido aproximadamente la misma cantidad de hospitalizaciones y muertes en el país desde el final de la ola inicial de Ómicron en el invierno (boreal). Y debido a que gran parte de eso tiene que ver con cuánto mejor está funcionando nuestro sistema inmunológico contra el CoViD que en el pasado, probablemente no haya razón para pensar que esa dinámica va a cambiar drásticamente a menos que haya una nueva situación como fuera las variantes del Ómicron original”, dice David Wallace – Wells, quien agrega un párrafo para los legos en medicina: “Creo que eso se ajusta a la comprensión del profano de lo que es una enfermedad endémica: está circulando, pero está más o menos en el fondo, y aunque hay algunos pequeños picos y algunos pequeños valles, no son tan dramáticos como para amenazar con cambiar realmente la vida a nivel comunitario, y mucho menos a nivel nacional. Esa es una descripción bastante justa de dónde estamos ahora”.

David Wallace – Wells – Periodista especializado en CoViD

Así puesto, la posibilidad de que Ómicron realmente haya marcado un punto de inflexión, convirtiendo la pandemia en endemia, parece un hecho. Pero las cosas no son tan simples como parecen a primera lectura. Los especialistas de la OMS ponen la mirada en dos aspectos cruciales. Por una parte, los países que aún no tienen acceso a una buena estrategia de vacunación, porque es allí donde, en sujetos no vacunados o parcialmente inmunizados, se incuban las nuevas variantes. Otro aspecto que observan con atención es la capacidad del virus, en su curso natural, de mutar a gran velocidad y eludir las vacunas. Esto lo saben a la perfección, pero no pueden quitar la vista de la falta de sueros de segunda generación que prevenga la infección con estos nuevos linajes.

También estamos viendo un número significativo de muertes este año. Lo hemos normalizado más o menos. Podríamos tener un número aproximadamente equivalente de personas especialmente ancianas que mueren como lo hicimos en los primeros años de la pandemia, y eso es trágico

Desde el CDC de Atlanta son poco optimistas para lo que se avecina en los próximos meses. Si bien admiten que hay una gran cantidad de variables, en tren de sintetizarlas a todas, creen que es probable que, en el futuro previsible, la Humanidad deba vivir principalmente con variantes de Omicron. “Eso significa que el virus encontrará nuevas formas de evadir nuestra respuesta inmunológica sin eliminar por completo las protecciones inmunológicas que teníamos antes. En el otoño (boreal), comenzaremos a ver una implementación limitada de nuevas vacunas de próxima generación, pero no cambiarán fundamentalmente la trayectoria de la protección inmunológica en el futuro. Y tenemos una implementación muy limitada de otras medidas sociales y políticas, como exigir una mejor calidad del aire en las escuelas y los sistemas de transporte y cosas por el estilo”, advierten.

María van Kerkhove – Jefa técnica de la OMS

¿En qué situación pone a las personas este panorama? Según la jefa técnica de la OMS, “probablemente sería la misma historia que habría contado en la primavera (boreal) de 2020, lo que significa que esta es realmente la enfermedad de una persona mayor ahora. Eso era cierto al comienzo del brote, pero ahora se está volviendo aún más cierto. Es muy posible que veamos una vulnerabilidad relativa creciente entre los ancianos, lo que quiere decir que las personas de mediana edad se sentirán bastante seguras viviendo una vida totalmente normal. Pero la gente de la generación de sus padres puede que nunca. Esto se debe a que les cuesta mucho más desarrollar la inmunidad, lo que significa que pierden los beneficios de las vacunas y la exposición previa mucho más rápido.

Para rematar, Wallace – Wells afirma, en la misma línea: “También estamos viendo un número significativo de muertes este año. Lo hemos normalizado más o menos. Podríamos tener un número aproximadamente equivalente de personas especialmente ancianas que mueren como lo hicimos en los primeros años de la pandemia, y eso es trágico”.

Por Ciudad Cero

Periodista - Realizador audiovisual en tiempos de pandemia - Narrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.