El acto tuvo como objetivo visibilizar las dificultades que encuentran médicos, técnicos, enfermeros y administrativos, para sostener la calidad de la atención. Denuncian males condiciones salariales y laborales, que a su vez están provocando renuncias masivas. La actividad coincidió con los actos del 35 aniversario del Hospital, en la que estuvieron presentes los ministros de Salud de CABA y de Nación, Quiroz y Vizotti, respectivamente.

Los trabajadores del hospital se concentraron para reclamar que cesen los recortes

Los médicos de hospital Garrahan ya venían denunciando desde hace tiempo que es alarmante el número de renuncias del personal de planta permanente en lo que va del primer trimestre de este año, debido a las malas condiciones laborales y los bajos salarios. «Las condiciones de atención se están deteriorando rápidamente, debido a las paritarias a la baja que la dirección de ATE Nación y UPCN acuerdan con el gobierno de turno», señalaron los manifestantes en un comunicado que se leyó durante el abrazo simbólico de una de las instituciones médicas pediátricas más reconocidas del país.

No obstante, de la actividad no sólo participaron los médicos, sino también el resto de los profesionales y sectores técnicos y administrativos, quienes piden una recomposición salarial para todo el equipo de salud. «La pérdida del poder adquisitivo nos empuja al pluriempleo y repercute luego en la calidad de atención, como así tambien mejores condiciones de trabajo, régimen de insalubridad para todo el personal que sea de 6 horas y contratación de mayor personal dada la alta demanda que sobrecargan los servicios», sostuvieron los profesionales.

Esteban, delegado de la Junta Interna de ATE y de la agrupación Marrón, sostuvo que «no podemos permitir los recortes presupuestarios que se vienen sosteniendo año tras año y que acaban de anunciar nuevamente de la mano de Massa para pagarle al FMI, como es el recorte de 128 mil millones destinados a salud, educación, vivienda y medio ambiente. El gobierno del Frente de Todos ya anunció un recorte en salud de 10 mil millones y eso significa que realmente van a congelar el ingreso a planta de personal en el Estado y que cada vez habrá más salarios de pobreza».

En el abrazo también estuvieron presentes la Escuela de Enfermería Fiorito, ubicada en la zona sur de PBA, donde docentes y estudiantes están peleando contra la amenaza de demolición del edificio y exigen que se les garantice la continuidad de su formación.

Por Ciudad Cero

Periodista - Realizador audiovisual en tiempos de pandemia - Narrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.